Uno de los mejores pianistas de todos los tiempos acaba de fallecer, Van Cliburn descansa ahora tras la agonía de un cáncer en los huesos que simplemente le