En México los sindicatos son un cáncer al crecimiento de una empresa más que una protección de los derechos laborales de obreros sin importar el rubro en el