Como parte de las actividades preventivas contra incendios forestales, se marcó una “línea negra” de dos kilómetros de longitud en la comunidad de Tetecalita, dentro del Área Natural