Shaker Aamer, el último británico que permanecía detenido en la prisión militar estadounidense de Guantánamo, fue liberado este viernes. Shaker Aamer, nativo de Arabia Saudita de 46 años