La historia de los mexicanos que no regresaron de Brasil se escribe en los juzgados de Fortaleza, ciudad donde agredieron a una pareja de brasileños. Rafael Miguel Medina