Las estadísticas han confirmado que los estadounidenses son cada vez más longevos, pero no tanto: un error en los registros del Seguro Social indica que 6,6 millones de