Diana y Carlos de Inglaterra habrían tenido una hija de nombre Sarah que radica actualmente en Estados Unidos. De acuerdo con el tabloide Globe, los príncipes de Gales