La Sociedad de los Hermanos Musulmanes de Egipto, una organización política de corte islamista prohibida, aunque tolerada en ese país, lanzó una versión propia del sitio web Facebook.