Existen ocasiones en las que la pasión y excitación, simplemente se desbordan al punto que ponen a prueba tu ingenio y audacia; ejemplo, el sexo en el auto,