La belleza y calidad estética de la pintura rupestre de Baja California Sur quedó plasmada en un timbre postal, primero en su tipo en la historia de la