La compositora peruana-japonesa Pauchi Sasaki junto con la violinista Jennifer Curtís se presentaron en el templo de la compañía con una manifestación de la naturaleza, en el marco