Las bandas estadunidenses Good Charlotte y Papa Roach, ofrecieron un concierto lleno de rock, new metal y punk.