Cientos de niños tijuanenses salieron disfrazados -acompañados de sus padres-, a pedir dulces en esta Noche de Brujas.