El trabajo coordinado de la Secretaría de Marina, la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente y la Policía Federal, permite que, a unos días de concluir la actual