Guatemala cuenta con una unidad de rescate cerebral para procedimientos convencionales y neuroendovasculares, única en Centroamérica, un referente tecnológico en el campo de la medicina.