Y luego las autoridades se preguntan ¿Por qué la ciudadanía no nos quiere? Una muestra hay en este caso que tocamos hoy. El ex gobernador perredista Narciso Agúndez