Anualmente más de 15 mil niños mexicanos de entre 8 y 17 años intentan cruzar la frontera norte de manera ilegal para llegar a Estados Unidos y de