El piso con relieves de la Plaza Manuel Gamio, en el Centro Histórico de la Ciudad de México, fue parte de un patio aledaño al Templo de Huitzilopochtli,