Una vez más, Andrés Manuel López Obrador se vuela la barda queriendo hacer de sus declaraciones, combustible fresco para flamígeras reacciones de sus huestes de Morena y algunas