Al igual que su padre, el joven dirigente de Corea del Norte Kim Jong-un suscita incomprensión y temor y, aunque en ocasiones su comportamiento sea objeto de burlas,