En un caos se convirtió la llegada del delantero francés Jérémy Ménez a la capital del país para reportar con el club de futbol América, luego que fue