Las intensas lluvias de las últimas horas registradas en la Ciudad de México, provocaron un espejo de 50 de metros con un tirante de 15 centímetros de agua