El número de homicidios dolosos llegó a su máximo histórico en dos décadas, con 23 mil 101 incidencias en 2017