Autoridades egipcias arrestaron a dos altos cargos de la ilegalizada Hermandad Musulmana – que en su día fue el grupo político más influyente del país – tras dos