El escritor Alberto Manguel compartió pasajes de su niñez y su pasión por los libros, los cuales considera un instrumento maravilloso, porque son capaces de conservar la memoria