Por décima ocasión, buques de la Escuadra Naval Coreana arribaron al puerto de Acapulco con poco más de 300 tripulantes a bordo, para fortalecer las relaciones de amistad