Desde 2008 en Culiacán no se veía una batalla entre sicarios del narcotrafico y autoridades con el desenlace de varios muertos y claro, horas de tensión en la