La tecnología y la danza contemporánea se unen para traer a México la primera coreografía en realidad virtual inmersiva, un espectáculo visual innovador donde paisajes naturales, unos visores