Hace unas horas vimos que López Obrador sigue ironizando con la cuestión de las pruebas que se vienen mostrando como parte de la compra de votos. Seamos honestos