El caudal del río Amazonas sufrió el peor descenso de las últimas cuatro décadas, lo que podría afectar actividades como la navegación, alertó hoy el Servicio Nacional de