El cantautor barcelonés Carlos Sandness volvió a triunfar y en su regreso a México llenó a tope el Teatro Metropólitan, que se rindió a su ritmo y propuesta