Durante esta temporada de crisis sanitaria, en la que 35 mil restaurantes de la ciudad de México permanecen cerrados, se abre una buena oportunidad de negocio para la