Las primeras palabras de la universalmente conocida novela “Cien años de soledad” y un poco de tierra de Aracataca, Colombia, la cuna de Gabriel García Márquez (1927-2014), están