En internet existe una fuerte corriente para promover la manera en cómo vemos nuestros cuerpos, aceptándolos de manera positiva sin dejarnos engañar por la publicidad, y una de