La aerolínea irlandesa Ryanair, reconocida en Europa por las promociones con las que cuenta en vuelos internacionales dentro del viejo continente, hizo latente una vez más su compromiso