Guapas, operadas, tratadas en el gimnasio, como sea, pero lo que les gusta a los integrantes del narcotráfico es que sus mujeres sean exuberantes y tengan curvas que