Quien lo diria, sabia la propia Sandra Bullock que era cuestion de tiempo para que le cacharan con pruebas de que estaba saliendo con un nuevo novio y