El fundador de WikiLeaks, Julian Assange, salvará las denuncias de violación en su contra y evitará ser extraditado a Estados Unidos por espionaje, si hay que hacer caso