El gobierno de Estados Unidos critico ayer al presidente ejecutivo de la petrolera britanica BP, Tony Hayward, por asistir a una carrera de yates en la costa inglesa,