La ex conejita de Playboy Brandi Brandt fue sentenciada a seis años de prisión por haber formado parte de una red de narcotraficantes que trajo cocaína a Australia.