Unos 60 pasajeros de un crucero de la compañía Carnival Cruise resultaron lesionados cuando la nave realizó un súbito giro para evadir una gran boya en el Golfo