De pésimo gusto, muy mal por la actriz Kim Delaney quien se subió a dar unas palabras y mostrar que estaba ebria, tanto que mejor la bajaron aun