Autoridades de Estados Unidos activaron su alerta de seguridad y decretaron la suspensión de los servicios en el consulado de Nuevo Laredo, Tamaulipas, tras ser blanco de un