Mohamed Belkaid pretendía ser bombardero suicida. El pistolero argelino vinculado recientemente a los ataques extremistas del pasado 13 de noviembre en París tras ser abatido por la policía,