Hay que reconocerlo, es gigantesco. No se permitió la fotografía del nuevo Boeing 787-8 Dreamliner de Aeroméxico, pero esta referencia me parece genial.