Desde hace meses las redes sociales de internet lanzaron su alerta sobre una pandemia de influenza. Blogs creados en todo el planeta informan y sustentan la exposición a