Como parte de las acciones emprendidas para que en Inglaterra se reduzcan los índices de criminalidad, se han instalado cámaras con bocinas para regañar a la gente, claro,