Todo indica que la intérprete Ariana Grande era la principal encargada de cubrir los gastos de traslado aéreo para que su novio Big Sean y ella pudieran estar