Este martes el gigante aeronáutico estadounidense Boeing realizó con éxito el primer vuelo de prueba del nuevo Dreamliner 787, cuya producción lleva más de dos años de retraso.