La compañía alimenticia PepsiCo planea reducir en un cuarto el sodio encontrado en cada porción de los productos de sus marcas principales en un plazo de cinco años,